jueves, 9 de agosto de 2012

De neceser a bolsa de pinturas

Esta es la historia de un neceser que se cansó de ser eso: un triste neceser. así que decidió convertirse en estuche de pinturas de una niña, que, como todo el mundo sabe, es mucho más divertido.









2 comentarios:

  1. Hola Ana,
    Muchísimas gracias por el regalo, Sara todavía lo utiliza para el lanzamiento de búho, nueva modalidad de deporte olímpico. El blog es precioso.
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lanzamiento de Buho...es otra modalidad, je, je. Mira que si sigue practicando la llevamos a las olimpiadas. Me alegro de que os gustara.Un besazo a los tres.

      Eliminar