sábado, 14 de abril de 2012

Antes y después

Por el módico precio de 6 euros compré en un rastrillo estas patas de mesa camilla junto con 7 platos de cerámica antigua y una tapa de una estufa (útiles donde las haya- ¿quien no tiene una tapa de una estufa en su casa?). En fin, con una mano de lija y tinte y unos palés me ha quedado una mesa monísima para tomar el te en los dias primaverales.



2 comentarios:

  1. Pero que apañá mi niña!!
    Besos prima ;)

    ResponderEliminar
  2. Ya mismito estoy alli para tomarnos un tecito en esa mesa!!!!ha quedado aparente aparente!!!

    ResponderEliminar